Así es, Ubuntu 13.04 ha sido actualizada, siguiendo el calendario de actualizaciones, que se rige por dos al año, una en abril y otra en octubre. En esta edición se ha hecho hincapié en la velocidad y estabilidad, sabiendo que dentro de poco estas ediciones llegarán a smartphone y tablet. La nueva versión nos permite navegar por el sistema de una manera más fluida y rápida, al contrario que la anterior versión, que recibió muchas críticas debido a su lentitud.

 

Canonical ha liberado también la distribución Ubuntu Gnome, que no es más que Ubuntu con el entorno Gnome Shell por defecto. Sin embargo, sigue teniendo la versión 3.6, una versión que es más antigua que la actual, la 3.8. Esta nueva versión puede ser instalada pero recurriendo al repositorio PPA.

 

Como hemos hablado antes, Ubuntu ha recibido mejoras en cuanto a la velocidad y mejoras en la integración de las aplicaciones. También se ha añadido el ajuste automático de las ventanas y el nuevo diálogo de apagado y reinicio. Pero sigue contando con una característica que fue criticada en la anterior edición, el lens de Amazon. Canonical se alió con Amazon para que, a cambio de percibir una cantidad económica, Ubuntu contaría con los resultados de búsqueda de Amazon al buscar cualquier cosa desde el Dash. Esta característica, esta vez sí, se puede desactivar más fácilmente, ya que en la anterior versión debíamos de desinstalarla completamente para que no apareciese.

 

Kubuntu, una distribución muy popular entre los usuarios, cuenta con KDE 4.10, y ha recibido algunas mejoras interesantes como el nuevo visor de aplicaciones, archivos y rutas, o las nuevas versiones de sus programas que se integran perfectamente con el entorno KDE.

 

Lubuntu y Xubuntu han arreglado algunos de sus fallos y han cambiado algunos iconos y fondo de pantalla, pero no han habido cambios drásticos. En cuanto a Linux Mint, se actualizará en mayo, ya que sigue otro calendario de actualización, y esperan a solventar los errores de la nueva versión antes de lanzarla.

 

Todas las imágenes están disponibles a través de la web de Ubuntu, aunque durante los primeros días los servidores están colapsados debido a las múltiples peticiones de los usuarios para actualizar de versión.